Asyrtiko

BEBERSE SANTORINI

Es uno de los últimos descubrimientos de la enología internacional y el mejor recuerdo de un viaje a Santorini. Todo el mundo conoce los parabienes de una isla que ha acabado siendo la gran fotografía de Grecia ante el mundo.  La belleza de este rincón del Egeo es casi inigualable.

Sin embargo, la agradable sorpresa salta cuando ante una buena cena en una de las mejores panorámicas del Planeta se saborea un excelente vino blanco local surgido de una uva desconocida para el viajero no griego: ¿Asyrtiko?

Sí, asyrtiko. Es una variedad de uva endémica de Santorini, que disfruta de una elevada acidez acompañada de un buen grado alcohólico y mucha mineralidad. Color amarillo intenso. Nariz de fruta madura. Sabor en boca denso, afilado, fresco, largo…  Algo así como un albariño con más bravía. Un vino excelente.

Lo cierto es que es un pequeño milagro la historia de esta uva. Resistente a la filoxera (por tanto no cuenta con pie americano como todos los vinos que se producen en Europa occidental) parece imposible que haya sobrevivido en una isla volcánica, azotada por la pertinaz sequía, y donde en verano se llega a los cuarenta grados.

En Santorini se produce vino desde hace al menos 3.500 años (en comparación a los 2.600 en la península Ibérica, desde que los griegos llegaron a Empúries), y muchas de las cepas cuentan con con más de setenta años. Hay muy pequeña producción, por lo que esta se centra en la búsqueda de una gran calidad. Como cuenta Andrew Jefford, periodista y crítico de vinos, el “asyrtiko es el vino de terruño más relevante del mundo, en cuyo sabor se descubre la furia de una tierra tan fructífera como complicada”. Beberse Santorini

Buena cata. Chin-chin…

Add comment

.All rights reserved TheArtofTravel .