Escuchar el Barroco, en Malta

Es uno de los escenarios más desconocidos y, a la vez, uno de los más interesantes de Europa. Lo mandó construir un caballero portugués en la isla de Malta ante la demanda  de óperas, autos sacramentales y representaciones teatrales que había entre los caballeros de San Juan allí asentados allí para proteger lel Mediterráneo occidental ante un posible avance de los turcos.

Es el Teatro Manoel, llamado así en honor de su impulsor Antonio Manoel de Vilhena, un adorable teatro en forma de herradura, con capacidad para poco más de seiscientos espectadores, cuya decoración barroca y sobrecargada ya merece por si solo la atención.

El teatro tardó diez meses en erigirse y costó la friolera de 2.200 escudos de la época. La primera representación que allí se interpretó fue la tragedia Merope de Francesco Scipione, un 19 de enero de 1732, y aunque era un teatro privado reservado solo para los caballeros de Malta pronto se incorporó al circuito artístico operístico más selecto al mismo nivel que el gran Teatro de San Carlo del Nápoles y el Teatro Massimo de la aristocrática Palermo.

Hoy es el escenario principal Baroque Festival que cada año se celebra en La Valleta, en los no tan fríos meses de invierno de la capital maltesa. Una oportunidad única y excepcional para degustar de la buena música del Barroco en uno de los teatros de élite más pequeños de la Unión Europea.

Add comment

.All rights reserved TheArtofTravel .