Nadar junto a tiburones

Extrañas sensaciones en la reserva natural de Gansbaai, allí donde se despide el océano Atlántico y se intuye el Índico, un lugar donde bucear junto al gran tiburón blanco, el escualo más impresionante del Planeta.

El cruce del segundo y el tercero mayores océanos del Globo se ha convertido en el mejor hábitat del gran tiburón blanco, un animal que puede superar tranquilamente los cinco metros de longitud y al que le encanta vivir cerca de las costas, donde el agua es menos profunda.

Es en estas zonas donde la abundancia de luz y corrientes marinas genera una mayor concentración de vida animal, lo que equivale a mayor cantidad de alimento.

Aunque mitos y leyendas cuentan lo contrario,  la mayoría de los tiburones en general, y los blancos, en particular no consideran a los humanos como  presas potenciales.  Desde luego su carne les resulta mucho menos nutritiva y bastante más difícil de digerir que la de ballena o foca, con grandes cantidades de grasa. Por ello en algunas reservas naturales como las de Gansbaai, en Sudáfrica, es posible combinar la supuesta atracción fatal de nadar junto a tiburones con la de convivir con uno de las especies marinas más fabulosas de la Creación, y cuyos fósiles más antiguos se pierden en el Mioceno, hace dieciséis millones de años. ¿Te atreverías ante tal enorme reto?

Add comment

.All rights reserved TheArtofTravel .